domingo, 20 de marzo de 2011

Y sin embargo

Y sin embargo siempre vuelvo a la cama solo, sobre un colchón de penas, y un almohadón de reproches, y sin embargo no hay castigo más duro que el que pueda proporcionarme yo mismo por dirigir el destino a contramano de mis sentimientos, y sin embargo cada día que comienza es una nueva oportunidad para cometer los mismos errores.

miércoles, 13 de octubre de 2010

La trilogía

Al final la separación fue inevitable, aunque no sé hasta qué punto, pues los tres tienen algo en común, nunca descansan, pero es imposible una reconciliación para que el equilibrio se restablezca y a esta altura ya no puedo lograr que se junten de nuevo. No sé precisamente en qué momento sucedió, sólo sé que un día como cualquier otro o mejor dicho, una noche como cualquier otra noche, mi alma, mi cuerpo y mi mente decidieron encerrarme en un triángulo sin salida y ya no logro que descansen. Aberración del destino, esto es indescriptible, si por momentos sentía que terminaría loco, esto supera todo lo que pude imaginar en mis peores pesadillas. ¡No puedo hacerlos descansar! ¡Quiero dormir! Pero mi alma está inquieta. ¡Quiero dormir! Pero mi mente viaja a la velocidad de la luz. ¡Quiero dormir! Pero mi cuerpo convulsiona sobre la cama que a esta altura parece una cama de clavos que me perforan la carne. Y así, por esta maldición de no poder conciliar el sueño, la realidad se transforma en fantasía y cito a la RAE para definir a la demencia: “deterioro progresivo e irreversible de las facultades mentales que causa graves trastornos de conducta”… entonces, ¿estoy realmente despierto y no puedo conciliar el sueño, o estoy dormido y no puedo despertar de esta pesadilla? ¡Ahhhhhhhhh! qué más da, son las dos caras de una misma desgracia. Por lo pronto intentaré una vez más tratar de dormir y si no funciona, trataré de despertar… ¿y si no funciona?...

viernes, 27 de agosto de 2010

Ya mis sueños naufragan en la profundidad de los mares, ya mis alas no responden, ya mi cuerpo se arrastra por el inframundo, ya mi fétida herida se desangra, ya los ruiseñores no cantan en mi ventana, ya el espejo no me devuelve la imagen que se asemeje a lo que era, ya no me aferro a la vida, ya mi alma, mi alma se escapa.
Sin fuerzas para seguir y sintiéndote derrotado, las manos amigas que esperas se refriegan de placer y se ocultan tras las excusas vanas, y como un muerto pobre al que nadie visita su tumba, te sientes solo esperando que las fuerzas que no conoces borren el dolor de tu alma.
En el silencio de la noche, con las bestias asechando en la oscuridad, mi alma vaga trémula entre gritos ahogados de soledad, buscando el abismo infinito que me guíe hasta el infierno en donde los cuerpos son despedazados por tridentes de odio.

martes, 29 de junio de 2010

Que Dios cuide tus espaldas del puñal traicionero, que los ángeles venzan en tus sueños a las bestias de tus pesadillas, que las palabras suaves te cuiden de las injurias, que el silencio aleje a los malos pensamientos, que la tumba oscura no sea tu morada, que el calor derrita el frío de tu alma y que no encuentres en la muerte… la salida inesperada.

lunes, 28 de junio de 2010

No me sueltes la mano, pues seguro naufragaré, amárrame muy fuerte pues necesito aferrarme a la vida. La tempestad me golpea y mis brazos están exhaustos, mis dedos fríos se cierran con fuerzas sobre tus cálidos dedos, aunque el final es inevitable y ambos sabemos que sucumbiré, por favor, sosténme un rato más, finge que hay esperanzas, disimula en tus ojos el desenlace fatal. Sonríe, déjame las lágrimas para mí.
Salpicaduras de sangre en la pared, el homicida no puede ocultar su pecado, el ojo que todo lo ve, se cierne sobre la macabra escena. El daño ya está hecho, de la muerte no se vuelve al menos que hagas un pacto con el diablo, pero él te quiere ardiendo en los infiernos, la víctima grita con desesperación, pero sólo el silencio se hace eco de su dolor desgarrador, pues la voz, ya retumba en la tierra de los muertos.

Sin salida

Quién te ha dicho que reinarás algún día ángel de mal augurio, la muerte asecha tras de ti como un lobo hambriento a su desdichada víctima, no quieras esconder tus huellas, el buen cazador te encontrará de todos modos, da la vuelta, enfrenta lo inevitable y muere con dignidad.

Las dos caras

Felicidad e infelicidad, más o menos la misma cosa, un instante en el infinito que se pierde en la inmensidad del universo

Silencio

En el oscuro silencio que se ciñe sobre mi alma, los días pasan como navajas sobre mi piel, destrozando la carne y penetrando las entrañas, de rojo se cubre la sábana, de negro mis esperanzas.

miércoles, 1 de julio de 2009

"Perdoname que no me despidiera"

Perdoname que no me despidiera es el título de la carta que el Sargento Ayudante de Gendarmería Nacional, Ramón Gumercindo Acosta, enviara desde las Malvinas a su hijo Diego pocos días antes de morir en combate contra los ingleses.
Comparto con ustedes la carta escrita de Ramón Acosta y ofrezco mis más sinceros respetos a su familia.

Querido hijo Diego, ¿que tal muchacho? ¿cómo te encuentras? perdóname que no me haya despedido de tí, pero es que no tuve tiempo, por eso te escribo para que sepas que te quiero mucho y te considero todo un hombrecito y sabrás ocupar mi lugar en casa cuando yo no estoy.

Te escribo desde mi posición y te cuento que hace dos días iba en un helicóptero y me bombardearon, cayó el helicóptero y se incendió, murieron varios compañeros míos pero, yo me salvé y ahora estamos esperando el ataque final.

Yo salvé a tres compañeros de entre las llamas. te cuento para que sepas que tienes un padre del que puedes sentirte orgulloso y quiero que guardes esta carta como un documento por si yo no vuelvo; o si vuelvo para que el día de mañana cuando estemos juntos me la leas en casa.

Nosotros no nos entregaremos, pelearemos hasta el final y si Dios y la virgen permiten nos salvaremos.

En estos momentos estamos rodeados y será lo que Dios y la Virgen quieran. recen por nosotros y fuerza hasta la victoria final.

Un gran abrazo a tu madre y a tu hermana, cuidalos mucho, como un verdadero Acosta.

Estudiá mucho.

En esta carta se hace mención al helicóptero que fuera derrivado por un misil inglés, en el cual murieron 6 gendarmes de los 17 embarcados, los que perdieron la vida fueron: el primer alférez Ricardo Julio Sánchez, el subalférez Guillermo Nasif, los cabos primeros Marciano Verón y Victor Guerrero, el cabo Carlos Pereyra y el gendarme Juan Carlos Treppo, todos ellos condecorados con la Medalla de la Nación Argentina al Muerto al Combate.
Juan Carlos Treppo, al igual que Jorge Aguilera, era de La Leonesa Chaco, a 3 kilometros de mi pueblo Las Palmas Chaco.
Me parece importante destacarlo porque no hay que olvidar a los héroes locales, en Jorge Aguilera quien pudo regresar vivo de la guerra y Juan Carlos Treppo, quien regó con su sangre nuestras queridas islas, saludo a todos los que participaron en el conflicto y como siempre elevo el grito de !viva la patria! junto con una oración a nuestro Padre Todopoderoso para que los tenga en la gloria...

Juan Carlos, este compatriota no se olvida de vos, ni de ninguno de los que combatieron, rezo por vos y te saludo desde esta tierra sin memoria que a menudo olvida a sus hijos que murieron por defender los colores de nuestra bandera...

lunes, 29 de junio de 2009

Presentación del libro "Malvinas, la guerra que yo viví"


En esta ocasión, les dejo una foto tomada durante la presentación del libro "Malvinas, la guerra que yo viví". El autor de este libro es un vecino de mi pueblo, a tan sólo 3 kilómetros de distancia.

Jorge Aguilera, nació el 26 de abril de 1.961, en La Leonesa, departamento Bermejo de la provincia del Chaco, cursó sus estudios primarios en la escuela Nº 455 de La Leonesa y sus estudios secundarios en Las Palmas.
Se incorporó al servicio militar obligatorio en el año 1.980, teniendo como destino el Regimiento de Infantería 12 Arenales, de Mercedes provincia de Corrientes; el 31 de diciembre del mismo año fue dado de alta con el grado de cabo en comisión.
Permaneció en las filas del ejército hasta el 31 de diciembre de 1.983, fecha en que fue dado de baja.

En este soldado de mi patria, en este hermano argentino que luchó en Malvinas, quiero homenajear como siempre a todos los valientes hombres que dieron lo más valioso que tenían para defender nuestra bandera y nuestra soberanía.
Las historias contadas en este libro son todas increíbles que se me hizo imposible elegir una para compartir con los visitantes de este blog, así que sólo me queda saludarlos y mandarles un abrazo de argentino a argentino y elevar un !viva la patria! para homenajear a estos héroes de carne y hueso que caminan entre nosotros.

martes, 23 de junio de 2009

Quería hablarles o mejor dicho contarles de la muerte de otro gran héroe de Malvinas, el capitán Héctor Elías Bonzo, sucedió el 22 de abril de 2009, Héctor Elías Bonzo fue capitán del crucero "General Belgrano" en la Guerra de Malvinas, hoy, pasado un poco más de dos meses de su muerte quiero en este blog brindarle un homenaje a este valiente hombre.
Es increíble que nuestros héroes se sigan muriendo y ni siquiera así obtengan el respeto que tanto se merecen.
Cómo hacerle llegar ahora que no está entre nosotros estas palabras que me brotan del alma, cómo hacer para que sepa que sus maravillosas acciones en el campo de batalla no han sido olvidadas, todavía quedamos quienes todos los días nos levantamos recordando a nuestros héroes de Malvinas, agradeciendo por darnos la oportunidad de poder decir... !soy argentino carajo! argentino como todos esos valientes soldados que dieron su vida por la Patria, orgullosos de recibir las balas del enemigo en sus pechos y regar su sangre por nuetro pedazo de tierra jamás olvidado.
!Héctor querido! ¡no permitiré que te olviden a ti ni a mis hermanos muertos por la patria! ¡descansa en paz valiente capitán!

miércoles, 1 de abril de 2009

Bueno, ha llegado el día que más emoción me produce, esta noche, por canal 5 Las Palmas, pasaron una película inédita que salió allá por 1985 "Malvinas, alerta roja" una película que no la había visto antes, fue filmada por Eduardo Rotondo, periodista que cubría la guerra para medios internacionales, es una lástima que materiales como esos no nos hayan llegado antes, las filmaciones sobre Malvinas son siempre las mismas, las repiten año tras año todos los 2 de abril y eso es algo que me indigna mucho, me indigna que solamente en esa fecha se recuerde a nuestros soldados.
Espero y anhelo con lo más profundo de mi ser, que existan personas que como yo, no nos acordamos de nuestras queridas islas solamente el 2 de abril, sino que la tenemos presente cada día.
Saludos a todos aquellos que sin haber pisado las islas, las tienen presente en todo momento, todos los días.


martes, 31 de marzo de 2009

Se acerca una fecha muy especial para mí (lamentablemente no para todos los argentinos que no tienen idea de qué ocurrió un 2 de abril de 1982) y en esta primera publicación quiero rendir un homenaje a todos esos héroes que lucharon y murieron en aquella lejana isla pero tan cercana a mis sentimientos.
Un 2 de abril de 1982, héroes anónimos de carne y hueso, se embarcaron en una operación militar sin precedentes, la recuperación de nuestras queridas Islas Malvinas tomadas por los ingleses en 1833. La operación Rosario se concretó aquel 2 de abril cuando nuestros soldados redujeron a la pequeña guarnición de soldados ingleses que se encontraba en las islas, durante la operación resultó muerto el capitán Pedro Edgardo Giachino, nuestro primer héroe muerto en Malvinas.
Pedro Edgardo Giachino fue el primero pero no el último de nuestros valientes soldados que perdieran la vida en la guerra. Historias de héroes en Las Malvinas hay tantas que sería imposible contarlas a todas (por hoy). Por eso y para no deshonrar a nuestros sodados, cierro esta publicación y espero que sepan que el 2 de abril no es sólo un feriado en el cual tenemos el día libre para tomar pomelo y rascarnos el ombligo, es un día de reflexión y de honrar a nuestros héroes. Saludos y gracias a todos aquellos que mantienen vivo el recuerdo de nuestras queridas Islas Malvinas.